Hay que seguir leyendo

Vuelo de Madrid a Donosti y me encuentro con Iñaki Gabilondo, lo saludo con el respeto que le corresponde y tras hablar brevemente de lo divino y lo humano nos dejamos caer cada uno en nuestro asiento. Recuerdo al periodista que apareció en la madrugada de aquel 24 de...