Nueva entrada en el blog «Asignatura pendiente»

Solo en casa, en uno de esos días espesos y cansinos. Decido dar por terminado tan infame sinvivir y abandonarme a la lectura de alguno de esos volúmenes que se han quedado a vivir en la mesita de noche y que, dándome por imposible, esperan su turno. Por inercia, doy...