Hoy nos toca morir pero mañana,

volveremos a vernos con las copas

llenas hasta los bordes y el amor

haciendo de las suyas en los rincones.

Hoy nos vamos de viaje y no tenemos

más qué unos pocos recuerdos

en nuestro equipaje

con ellos viviremos para siempre

en la tibia burbuja de la esperanza.

Manolo lo de siempre,

no te vayas a engañar,

volverán

nuestros pasos a Balmoral.

Hoy nos toca llorar por las esquinas

pero mañana mismo ,muy temprano,

volveremos a ser los camaradas

en tu barra prendieron fuego a la vida.

Manolo lo de nunca,

no te vayas a engañar,

seguirán

nuestros pasos a Balmoral.

Manolo lo de siempre,

no te vayas a engañar,

volverán

nuestros pasos a Balmoral.

Con tu fin Balmoral,

se desvanecen los cócteles

de un mundo

acribillado de juventud.

Nos queda tu memória,

por ella

seguiremos en la trinchera.

Balmoral…

Balmoral…

Balmoral…

Balmoral…