La última noche de verano de mi juventud

Cuando ya te has convertido en el protagonista de tu propia película y el lenguaje con el que te expresas es cinematográfico, los recuerdos se almacenan en un ‘storyboard’ que no tiene fin. Llevo días invadido por esa depresión adolescente de la que hablaban Eddie & The Hot Rods allá por el 76. Siento que la nostalgia hace tiempo que se convirtió en un estilo de vida al que te agarras (¿o es tu pasado que vuelve, como decía Gardel?) para que te acuerdes de lo que fuiste, que puede ayudarte o no a enfrentarte cada vez con más orgullo y con menos ganas a la vida.

Leer post completo aqui…