Leo con preocupación tu carta querido amigo y poeta, conociéndote se que en tu caso nobleza obliga, pero no sufras por mi, en mi larga trayectoria me han dicho de todo, incluso guapo, el detalle de pedirme que retire el poema “ Political Incorrecctnes” de mi repertorio de directo tras el ataque furibundo que has recibido de aquellos que escondidos tras una mascara progresista son incapaces, o si? de entender la conversación de dos personas heterosexuales adultas que se provocan mutuamente en un ejercicio de seducción donde se pone en duda todo lo imaginable y que han visto la oportunidad de manipular las palabras a su antojo, esa caspa que te acusa de fascista de pata negra por haber sido director de la biblioteca nacional y secretario de estado de cultura con el gobierno de Aznar, como si de repente eso fuera un delito contra la humanidad, me indigna.

Todavía en este país el guerracivilismo sigue presente a uno y otro lado del camino, aquí nos encanta señalar con el dedo y a mas de uno les encantaría darte un paseo, olvidamos los horrores del pasado que termino con poetas e intelectuales victimas del odio irracional o en el mejor de los casos con el exilio o destierro de muchos de ellos.
Es un virus que ha mutado desde las cavernas del odio a la democracia parlamentaria, sus síntomas son la intolerancia, la demagogia, el sectarismo, la envidia, de los que no respetan las ideas o el porte del otro.
Recuerdo como en el 78 del pasado siglo fuimos expulsados de un escenario a golpe de tortilla de patatas y butifarra catalana a gritos de imperialistas por llevar cazadoras de cuero y tocar el Jhonny B Goode de Chuck Berry, eran los tiempos del odio a todo lo que tuviera aroma yankee.

Una década mas tarde fue el turno de La Matare, emblemática canción de los felices 80 mezcla de rnr, rumba catalana y letra tanguera, Sabino Méndez su autor fue tildado de escribir una oda a un maltratador y yo estrene mi fama de machista. La presión fue tal que retire la canción del repertorio durante años.
A principios de los 90 le toco el turno a Los Ojos Vendados, canción basada hechos reales, fue presentada con el apoyo de Amnistía Internacional en el colegio de periodistas de Barcelona por el promotor Gay Mercader, su video llego hasta el comité contra la tortura de la ONU, a las pocas semanas el corto que reproducía una tortura a un detenido fue eliminado de la parrilla, ni que decir que pase de ser considerado machista a colaboracionista de la izquierda abetzale.

Cuando ya creía que estas anécdotas formaban parte de la biografía de cualquier artista de rock que se precie de provocador y transgresor vuelven los viejos fantasmas, advierto en este ataque personal el ejemplo de una transición que parece que no terminamos de superar.
No sufras por mi, amigo poeta, soy buen fajador, esta vez no retirare ninguna canción de mi repertorio, seguiré cantando a tu poesía con orgullo y no dejare que nadie ensucie tu buen nombre.
De lo contrario pediré ayuda, como en tu poema “Línea Clara”
!! Defiéndenos, Tintin, que nos atacan!!.