Mikel Erentxun y Loquillo se encontraron en el backstage durante el concierto que Bon Jovi ofreció en Donosti. El respeto entre los dos artistas viene de lejos, aquí una prueba más de ello.