A decir verdad, nosotros pensamos que esto del rock-a-billy es cosa de cuatro o cinco chiflados que se atragantaron de tanto escuchar a Gene Vicent y todavía no han podido superar la escena final de «Rebelde sin causa». Ellos, como es natural, no están de acuerdo y por eso nos ha hecho llegar unos cuantos folios que intentan explicar su posición. El trabajo viene firmado por Loquillo – un tipo del que seguramente habreis oído hablar uno de los teddys que más ha dado la cara a nivel de calle e incluso de compañías discográficas, medios de comunicación y conciertos. Loquillo está harto de que se les tome por bichos raros, de que se les confunda con los Travoltas de turno y está dispuesto a terminar de una vez por todas con esos malentendidos. Para Loquillo, el rock&roll auténtico tiene muy poco que ver con lo que se ha producido en lo setentas eso es rock a secas y no tiene nada que ver con lo que hacían tipos como Bill Haley, Chuck Berry o Eddie Cochran . Para los teddys el rock&roll sigue vivo y -dejando de un lado la frustración que supuso el nacimiento y muerte prematura del punk – goza de excelente salud. Nosotros simplemente hemos transcrito el texto corrigiendo algunas cosas -solamente de estilo- para que puedas hacerte una opinión sobre el asunto. En el fondo, todo es lo mismo: música de nuestro tiempo. Ahí vamos.

¿QUIEN HA DICHO QUE ESTABA MUERTO?

Me parecía demasiado fácil y oportunista realizar un artículo sobre los mitos del rock&roll en el 25 aniversario de su nacimiento. Por esto decidí tapar algunas bocas y demostrar que ahora, en 1980. el R&R vuelve a estar en uno de sus puntos culminantes. Y no a base de revival, porque ha dejado de plagiarse a si mismo para hacerse fuerte y original en una de sus formas, Quizás la más agresiva: el rock-a-billy. Este informe no pretende ser una paliza. sino más bien el descubrimiento de una cultura que por varias razones -casas de discos, revistas musicales, etc,– ha estado hundida en la mayor de las oscuridades.

Quiero que sepáis que este informe ha sido compuesto con mis propias experiencias personales con diversos grupos y solistas durante el periodo de Abril/Agosto de 1979. En algunos casos durante mi estancia en Londres. Los tres primeros grupos -Crazy Cavan, Flying Saucers y Matchbox- son los más amplios representantes de los teddy-boys -si no sabes quien son los teddys, ¿en qué mundo vives?- y el rock·a-billy de los ochentas. Esta clase de grupos se caracteriza por el amor a su público que, como ellos mismos dicen, forma parte de una misma familia. Los músicos no necesitan entrar por las puertas traseras de los locales donde actúan sino que lo hocen por la entrada principal y antes de la actuación entablan una amena tertulia con el público. Para verlos has de trasladarte a los suburbios, pues no se mezclan con los demás grupos y pocas veces realizan incursiones al centro de Londres. Estas incursiones suelen ser para manifestarse en contra de los medios de radiodifusión -que, o no programan R&R, o ponen versiones de la nueva ola y en contra de la moda revival que degrada su imagen. Los clubs de R&R suelen denominarse como «Casa de familia» y son tabernas, debido a la afición de los teddys por la cerveza.
Los contactos con estos tres grupos tuvieron lugar durante los conciertos que ofrecieron en los clubs Chik A Boom de St. Helier Harms y Royalty situado en Southgate, en donde los plásticos -jóvenes snobs imitadores de los teddys- se mezclan con los auténticos: teddys de más de treinta años. la mayoría de los jóvenes se lo toman como una moda y esto mosquea a los mayores.
Estas son las reglas del rock-a-bi11y, ¿O.K? y ahora pasemoa a los grupos.

CRAZY CAVAN ANO THE RYTHM ROCKERS

Por la importancia que tienen en Gran Bretaña, donde son el grupo nº 1, y por el hecho de que son los únicos con varios plásticos en nuestro país, me extenderé sobre su vida y milagros.

Cavan Grogan empezó a frecuentar en el 64 un club llamado Underwood de su ciudad natal, Newport. Una pequeña banda intentaba distraer al público como podía. Un día en que Cavan había bebido lo suficiente se atrevió a salir a escena y cantar, vestido de cuero negro, un par de temas: «Tutti Frutti» y «Blue Suede Shoes». El éxito fue total y se le unió un pianista de boogie con el que el galés interpretó «Great Balls of Fire». El dueño del local les pidió Que repitieran el show cada fin de semana y esto animó a Cavan a tomárselo en serio. Pronto frecuentaron el lugar numerosos teddy-boys, entre estos Lyndon Needs y Terry Waltey, un par de guitarras Que pronto harían amistad con Cavan. Formaron El Conde Drácula y sus Vampiros hasta el año 69 en que el pianista dejó la banda y fue sustituido por el bajista Don Kinsella. Más tarde
con la inclusión del batería Mike Coffey deciden dejar de plagiar éxitos de rock-a·billy para crear su propio estilo bajo el nombre de Crazy Cavan’n’the Rythm Roekers. Pronto fueron conocidos en todos los clubs y aupados por un numeroso grupo de seguidores adquirieron gran fama en todo el país.
De este modo, en el transcurso de tres años, se convierten en el grupo número uno del floreciente rock-a-billy inglés. A mediados del 75 graban su primer LP bajo al sello holandés Rockhouse. El disco llevaba por título. «Crazy Rythm».La catapulta hacia el éxito no tardaría en llegar: en Mayo del 76 y como consecuencia de la avalancha de versiones modernistas de rocanroles clásicos, los teddys se enfadan V levantan una ola de protesta que tendría su punto culminante en un festival -Rock & Roll is still alive- donde Crazy Cavan recibiría la mejor acogida. Pronto saldría un segundo LP esta vez bajo la etiqueta de Charly Records, el sello distribuidor de casi lado el rock & roll que se vende en Inglaterra.
En el 77 y como consecuencia de problemas con su esposa, Don Kinsella deja el grupo, le sustituye Graham Price con el que graban un tercer disco. «Our Own Way of Rockin'». En el 78 aparece su cuarto LP – «Live at the Rainbow»- que como indica eltítulo está grabado en vivo. En navidades del mismo año Graham Price deja la banda por enfermedad y es sustituido por Nick Hayman que tampoco duraría demasiado. Se pelea con Cavan y abandona a los Rythm Rockers en junio del 79, al mismo tiempo salía a la calle un disco recopilatorio de sus éxitos, el último para Charly Records, con la que rompieron por desavenencias con el mánager. Actualmente han creado su propio sello -Crazy Rythm Reeords- y están a la espera de sacar un nuevo álbum con el bajista S. Vance que no es muy guapo que digamos.
Crazy Cavan han protagonizado una película tituada «Blue Suede Shoes» y ha tocado al lado de los grandes como Chuck 8erry o Carl Perkins. Realizan giras por toda Europa y han visitado España en una ocasión, acompañando a Sleepy laBeef en su primera presentación en Madrid.
La puesta en escena del grupo es directa y sin florituras: salen, se vacían y desaparecen dejando al público exhausto. La base del grupo es Lyndon Needs, mezcla de Elvis y Cochran, guitarra espectacular y chiflado que se monta solos hasta arrastrándose por el suelo. Sus influencias son claras: Scotty Moore, James Burton y Carl Perkins.
El otro punto de atracción es el mismo Cavan. Chulo y serio, casado y con dos hijos, muestra una incipiente calva debida al uso da aceites y fijador. Sus influencias vienen de Elvis, Lewis y Screamin’ Jay Hawkins.

Terry Walley es un cow-boy de pies a cabeza. En escena apenas se mueve y su sombrero de vaquero aparece ladeado. Va diciendo por ahí que está loco y que es admirador hasta la muerte de Carl Perkins. Está casado y con dos hijos.
En cuanto al batería, se llama Mick Goffey y es el tambores más rebelde y arrogante de este mundo. Nunca mira al público mientras toca y está convencido de lo que el llama estilo de vida rocanrolero. También está casado y con dos hijos.

MATCHBOX: WESTERN BDP & ROCKABILLY

Matchbox es un grupo que se formó en el 76 y que ha editado un LP en nuestro país. Lo malo es que el nivel musical de ese disco -«Riders in the Sky»- está muy por debajo de lo que la banda produce en la actualidad. Se formaron a partir de la escisión de dos bandas originales: Matchbox y Hellraisers, este último fue un famoso grupo versionero de standards de los cincuenta. Actualmente el equipo está formado por Steve Bloomfield y Fred Poke –guitarra y bajo respectivamente– que proceden del antiguo grupo del mismo nombre. Graham Fenton, el cantante, procede de los Hellraisers. Gordon Scott y Jimmie Red Head, dos elementos nuevos que tocan guitarra y batería vienen de los Cruisers.
La música que tocan es una mezcla de muchos estilos: westernl bop, rock-a·billy, Texas swing y country rock & roll. Tienen una versatilidad increíble ya que todos los componentes tocan dos o más instrumentos. No creas que interpretanlas típicas versiones, sino que realizan, como ellos mismos dicen, su propia música con incrustaciones de mandolina eléctrica, steel guitar y banjo.
El centro del grupo es el guitarrista Steve Bloomfield, compositor de la mayoría de los temas y autor de un LP en solitario: «Original Rockabillys». La puesta en escena es mucho más seria y completa que la de los Cavan. Graham Fenton trabajó en la ultima gira inglesa de Gene Vincent, con quien le unió una profunda amistad y esa amistad se muestra en sus discos y sobre el escenario. Steve ha compuesto varios temas dedicados a Gene y Graham sale a escena vestido de cuero negro, con un único guante de cuero en la mano que agarra el micro y cojeando como Vincent.
Suelen terminar su show con el «Riders in the Sky» en medio de una espesa humareda de la que sale el cantante disparando con un par de pistolas de salvas dentro del más típico estilo sudista. Actualmente están a la espera de editar un nuevo LP que, como es de suponer, sólo saldrá en Inglaterra.

FLYNG SAUCERS

De los Platillos Voladores que visitaron nuestro país, para la histórica actuación de Chuck Berry en Barcelona, sólo queda el bajista Pete Pritchard. Los Flying Saucers son quizás el grupo más vinculado a los teddys. Fueron ellos los que encabezaron la manifestación que en Mayo del 76 recorrió Londres. Se instalaron delante de la B.B.C. y tocaron rock. & roll desde un camión trailer. Son los más locos y clásicos a la hora de realizar actuaciones y los que poseen más material propio grabado. Su estilo es rock & roll puro, sin pretensiones ni demasiadas influencias externas. Aunque en su último disco hacen algunos números de country-rockabilly, mayormente se dedican a rocanroles propios en la mejor tradición.
El grupo ha sufrido muchos cambios y actualmente está formado por Sandy Ford como cantante, Jacko al saxofón, Niggsy Owen a la guitarra solista, Pete Pritchard al bajo y John Barber detrás de la batería. Se les considera como el grupo más original rocanroleros de Inglaterra. Han realizado giras con Chuck Berry, Sleepy LaBeef, Bill Haley, Ray Smith y como no, participaron en el festival Rock&Roll is still alive.
Si llegan al máximo de excitación en escena son capaces de arrojar sus instrumentos contra el suelo e incluso de obligar al público a que cante. Me dieron la bronca para que dijera desde aquí que no son muy caros y Que les gustaría volver a tocar en nuestro país .

. .. Y ALGO MAS

Además de los tres grupos aquí mencionados. podemos también citar a otras formaciones inglesas o norteamericanas, con gran número de seguidores por toda Europa y algunos discos editados en España. Por la parte inglesa están un grupo de jóvenes que causan terror entre las quinceañeras y que practican un rock&roll potente en contraposición a las hordas punkies y new-wave que dominan las Islas Británicas. Se llaman Whirlwind y tienen un LP, aparecido solamente en Inglaterra, y ahora en España, llamado Blowin’ up a Storm».
Los Ríot Rockers cuentan con un LP en nuestro país y hacen rock-a-biUy puro al estilo de Carl Perklns. Han sido teloneros de gente como Lonnie Donegan -el rey del skiffle- y son grandes amigos de Crazy Cavan.
En cuanto a la escena norteamericana cabe destacar a Ray Campi and his Rockabilly Rebels, los más famosos junto a sus compinches ingleses de Crazy Cavan. Y también a Little Tina and the Flight 56, con un LP en España.
Vayamos ahora a por dos personajes de actualidad que deben y merecen estar en cualquier informe sobre el rock & roll actual.
El primero -Robert Gordon- lleva camino de convertirse en el mejor cantante de rock&roll de los ochentas, muy a pesar de sus versiones de clásicos de los cincuentas. En el momento en que grabe sus propias composiciones puede convertirse en una verdadera superstar. Su manera de hacer gusta tanto a los rockers y teddys como al público en general. Quizás sea ese el motivo de la polémica sobre su autenticidad como
verdadero rocker o simplemente como oportunista de la moda reviva!.
De la autenticidad de nuestro segundo personaje no hay ninguna duda. Sleepy LaBeef es una de las leyendas vivientes del rock·a-billy, un hombre que ha convivido con los grandes y que sabe perfectamente lo que se trae entre manos. Su consagración le ha llegado tarde. pero ya forma parte de la historia del rock&roll.

ERASE UN HOMBRE A UN ENORME TUPE PEGADO

«Hey! Sabes que por ahí corre un tipo que canta como Elvis».
«Elvis, no hombre, en todo caso es un Elvis empezando a cantar en los 80. Un Elvis moderno».
De pronto el tipo del enorme tupé se acerca y responde:
«Yo no soy ningún moderno. No tengo la culpa de que la gente necesite a Elvis. Yo soy sólo un cantante de rock&roll, y lo soy desde hace casi 15 años. ¿O.K?…»
Esto es lo que seguramente te hubiera contestado Robert Gordon si le hubieras comentado el hecho de su enorme éxito. Quizás fue lanzado para afianzar la moda revival, pero aquí en España les ha salido el tiro por la culata. Siempre hemos recibido el rock&roll tarde y muy adulterado, y claro, Gordon gusta a toda clase de gente. Si RCA le hubiera promocionado como es debido. seguro que su éxito hubiera resultado arrollador.
Gordon quiere seguir los pasos de gente como Gene Vincent, Jack Scon o Johnnv Bumette. Es decir. estilo rock-a-bllly con algunas gotas de sentimiento bop. Pero si quiere seguir en ese estilo, deberá obligar a su guitarra a no sonar tan moderno, y dejar de recrear standards para marcárselo él solito componiendo. ¿Oe acuerdo, Robert?

SLEEPY LA BEEF : EL HOMBRE Y LA LEYENDA

Si Sleepy LaBeef hubiera fichado con la Sun Records al empezar su carrera, actualmente sería considerado uno de los precursores al lado de gente como Carl Perkins o Jerry Lee Lewis. Pero su historia es muy diferente.
Nació en Smackover, Arkansas, donde sus padres tenían una pequeña granja. Cultivaban sandías y como él mismo comentaba: «No teníamos un dólar». Cuando cumplió doce años, su querido padre le regaló una guitarra y Sleepy empezó rapidamente a dar la marcha a su cuerpo. Trabajó de agrimensor y más tarde se convirtió en profesional de la lucha libre de donde procede su apodo de «toro». Protagonizó una película en el papel de monstruo y pronto se cansó de la historia para pasar a formar su propio grupo de country-rock, logra un éxito notable en los estados del Sur. En Texas se le empieza a conocer como «el rey del Rockabilly Tejano».
A mediados de los sesenta firma un contrato con la Sun Records donde graba, al lado de los grandes. temas como «Asphalt Cowboy», «Too Much Monkey Bussines» o » Black-land Farmer». Pero esto era sólo en América, le faltaba conquistar Europa y pronto lo consiguió, justamente con la canción Good Rockin’ Boogie», Sus giras por Inglaterra llenan estadios enteros pero lo más extraño sucede en España. El disco aparece y nadie le hace caso. Pasan unos meses y de pronto empieza a subir hasta el punto de calificarse, en los estúpidos hit·parades nacionales, como uno de los diez discos más vendidos.
Su casa de discos en España se anima ante el éxito y le monta una gira. Muy pronto Sleepy se ve envuelto en una euforia racanrolera increible tocando en lugares donde el público no ha visto un grupo de rock&roll en su vida. Fue realmente increible ver a Sleepy tocando en discotecas donde normalmente no pasan de Bee Gees. Los niños pijos no sabían ni qué decir. Estuvo también en el Palacio de Deportes al lado de los ídolos de plástico del momento. Mientras éstos se limitaban a sonreir y usar el play-back, Sleepy salió en directo y dió un show memorable dejando al público hortera realmente sorprendido. Su sonrisa y su arrolladora forma de tocar su telecaster pudo con ellos.
Sleepy LaBeef es un tipo de casi dos metros de altura cubierto siempre por un enorme sombrero de ala ancha. Su voz es ronca y tiene sabor a tierra, Un hombre entregado completamente a su profesión al que apenas le queda tiempo para practicar sus aficiones: cazar, pescar y montar a caballo. Pero, eso si, casi siempre encuentra tiempo para comerse un enorme filete con patatas y un buen trozo de tarta de manzana.

LOQUILLO.

DISCOGRAFÍAS

(* aparecidos en España)
Crazy Cavan & the Rythm Rockers: «Crazy Rythm»*, «Rockability»·· .. «*, «Our Own Way of Rockin'»*, «live at the Rainbow»*, «Red Hot’n’Rockabilly – The best of C.C.»
Matchbox: «Riders in the Sky»*, «Settin’ the woods on fire».
Flying Saucers: «Planet of the drapes», «Keep on coming», (más varios singles)
Robert·Gordon: «Roben Gordon&link Wray»*, «Fresh Fish Special»*, «Rock Billy Boogie» …..»*
Sleepy LaBeef: 3 Lps en Sun Records, Sleepy & Friends, grabado en al 57, «Beffy Rockabilly»*, «Dow home Rockabilly», «Sleepy in Spain»*.

  • Página 1

  • Página 2

  • Página 3

  • Página 4